El kiri, posible salvador del planeta

Posted by Neon on abril 17th, 2013,No Comments
Una avenida flanqueada por árboles kiri

Una avenida flanqueada por árboles kiri

¿Sabíais que existe un árbol que podría ayudar a cambiar el panorama del calentamiento global? Se llama kiri, aunque también es conocido como árbol emperatriz; su nombre técnico es Paulownia tormentosa y es una verdadera preciosidad. Puede llegar a casi 30 metros de altura, cuenta con grandes hojas y bonitas flores, pero… ¿qué puede hacer un árbol así con la situación del planeta actual?

Mucha gente piensa que gran parte de la solución del cambio climático llegará de la mano de la tecnología, pero yo soy de las personas que piensan que el cambio climático sale de nosotros mismos, de esas pequeñas acciones del día a día y que si las grandes compañías colaborasen, todo iría, seguramente muy poco a poco, pero a mejor.

Como escuchamos en más de una ocasión decir en los anuncios de la televisión “la naturaleza es sabia” y la Tierra, como un ente pensante conocedor de lo que puede hacer y está haciendo esta plaga que somos los humanos, también tiene sus propios medios para aliviar su dolor.

Este bonito árbol uenta con una enorme capacidad de resistencia a las agresiones externas, incluso el fuego, dado que puede regenerar tanto sus raíces como vasos de crecimiento de una forma muy rápida, independientemente del terreno donde se encuentre. Pero lo más destacado es que es capaz de absorber hasta 10 veces más dióxido de carbono que cualquier otro árbol, emitiendo grandes cantidades de oxígeno.

Hace ya unos cuantos años, exactamente en 2008, en Texas nació un proyecto al que denominaron como The Kiri Tree Revolution y tiene la intención de plantar como mínimo un millón de esta clase de árboles para purificar el suelo de ese contaminado estado debido a su gran cantidad de pozos petrolíferos y refinerías. Seguramente la cosa no quedará ahí porque de cumplir su objetivo se extenderán por todo el país y quién sabe, igual pueden hacer lo mismo en todo el mundo. Simplemente es cuestión de proponérselo.

 

 


Add a Comment