La pesadilla de Mohamed al Bahish

Posted by Neon on agosto 7th, 2013,No Comments

Cuando se habla de Edward Snowden seguro que a muchos les vino a la cabeza aquella película titulada La Terminal, protagonizada por Tom Hanks, quien se pasaba meses en la terminal de un aeropuerto porque el país al que pertenecía había dejado de existir a causa de una guerra. A pesar de que Snowden no ha estado meses, ni su país ha desaparecido, hoy quiero compartir con vosotros la historia de una persona que lleva más tiempo que él en un aeropuerto, nada menos que cuatro meses. Se llama Mohamed al Bahish, un refugiado palestino oriundo de Irak, quien se encuentra más de 120 días en el aeródromo de Almaty, al sureste del país, junto a la frontera de Kirguizistán.

kaza2

Mohamed está atrapado en el aeródromo pasando una auténtica pesadilla dado que no hay demasiadas cosas para hacer durante el día y cosas tan comunes para nosotros como tomarse una taza de café es algo verdaderamente imposible dado que tiene precios extremadamente altos. Posiblemente os estaréis preguntando que por qué no se va. Bien, la cosa no es fácil dado que no cuenta con visado para entrar en Kazajistán ni en ningún otro país, Israel no le permite regresar a Gaza y no puede volver a Irak dado que no cuenta con familiares vivos.

Pasa sus noches en una pequeña habitación de apenas seis metros cuadrados y sin ventanas. Cuenta con una pequeña litera, un asqueroso sofá y una pequeña mesa. Su comida se reduce a lo que ofrecen los aviones y durante el último mes sólo ha comido carne de vacuno con champiñones. Se encuentra siempre acompañado de personal de seguridad y el único contacto que tiene con el mundo exterior le llega cuando la señal Wi-Fi, muy débil, le permite conectarse a Skype.

¿Qué hizo para acabar en esta situación? Llegó al país para establecerse con su novia, embarazada de su primer hijo, pero después de un viaje a Turquía extravió los documentos que le acreditaban como refugiado y ahora con todos los visados caducados está atrapado en una especie de limbo. Después de serle rechazada la entrada a esta ex república soviética, fue obligado a realizar cuatro viajes entre Turquía y Kazajistán sin que ninguno de ellos le permitirse cruzar el control fronterizo. ¿Hasta cuándo seguirá la pesadilla de esta persona?


Add a Comment